287Que el Obispo vea a ver qué hace por ese sacerdote, o que lo haga el delegado diocesano. Yo no tengo tiempo, ni tengo qué aportarle, ni tengo ganas de meterme en problemas. Así se le oye decir a algunos hermanos. Y la situación del hermano sigue empeorando, ante la indiferencia de los que podemos hacer algo por él. Otros, han tenido la fortuna de haber encontrado un buen samaritano, que da la mano al hermano necesitado y que toma iniciativa para fomentar la comunión y ayuda fraterna.

La realidad es que tú y yo, y todos, tenemos algo importante para compartir: amistad, experiencia, conocimientos, tiempo, fe, servicios, etc. Eso que tenemos lo están buscando, o necesitando, otros hermanos sacerdotes. Lo que me mueve a compartir es el querer corresponder al amor de Dios que me pide ser buen hermano; me mueve, también, el dolor que me causa la necesidad del otro y el reconocer que es mi hermano y que yo tengo algo para ayudarlo; también me mueve el reconocer que compartiendo con mi hermano, yo mismo salgo ganando, porque recibo especiales bendiciones del Señor.

En la Iglesia y desde ella, todos y cada uno de nosotros estamos llamados y enviados a “lavar los pies” a los hermanos, a ser servidores de pastoral presbiteral ¿Verdad? Hemos de servir, como el buen samaritano, en las situaciones de urgencia de los hermanos y en la vida normal del presbiterio. Por ello, en el proceso de la pastoral presbiteral, hay responsabilidades y tareas permanentes, individuales y comunitarias, tanto en nivel diocesano, como en otros niveles intermedios. Así logramos que el servicio a los presbíteros sea cada día más“participativo”.

¿Qué responsabilidades te ha confiado Dios respecto de tus hermanos sacerdotes? ¿Qué funciones especiales de servicio tienes en la pastoral presbiteral? ¿Qué vas a compartir esta semana? ¿Con quiénes? ¿Qué te mueve a hacerlo? Felicitaciones. Serás un instrumento de Dios, compartiendo lo que Él mismo te ha dado ser, vivir, tener y hacer. Adelante. Motivemos, también, a otros hermanos a hacer lo mismo.

Julio