Para Nuestro Ministerio

DUELE, PERO ES NECESARIA, PARA NOSOTROS Y PARA EL MUNDO

papa francisco 5Como sacerdote, ¿qué sientes ante la Cuaresma? Unos hermanos sienten la carga del mayor trabajo en la liturgia, las confesiones, etc; otros, buscan el tiempo de mayor encuentro con la comunidad; otros, esperan un espacio para dar algunos pasos de conversión. 

Seguramente, para preparar algunas predicaciones de la Cuaresma, estás releyendo el Mensaje del Papa Francisco. Ojalá lo encuentres sencillo, muy evangélico, alentador y providencial para los pobres y para nosotros mismos. De veras, nos hace bien en nuestro camino de conversión personal y comunitaria.

Para esta cuaresma, la llamada que nos hace es a unirnos más a Jesús, que se hizo pobre «...para enriqueceros con su pobreza» (2 Cor 8, 9); a hacernos “pobres” a la manera de Jesús; y a imitarlo en su manera de “enriquecer” a los hermanos, de los cuales son muchos los que viven la miseria material, la miseria moral y la miseria espiritual. El que ama a Cristo, y como Cristo, se vacía, se entrega, se dona, por el otro, por el sufrido, por el abandonado.

Nos recuerda, por otra parte que, con nuestros hermanos, a imitación de nuestro Maestro, los cristianos estamos llamados a mirar las miserias de los hermanos, a tocarlas, a hacernos cargo de ellas y a realizar obras concretas a fin de aliviarlas. Nuestras acciones han de ir unidas a las palabras, la fe sin obras o las obras sin fe no tienen sentido. También para nosotros sacerdotes esa verdadera pobreza duele: no sería válido un despojo sin esta dimensión penitencial.

Que tengas todo tu gozo en Jesús para vivir y servir esta cuaresma con toda el alma, especialmente dando y ayudando a dar muchos pasos de verdadera pobreza. Que recibas muchas bendiciones en tu retiro espiritual de cuaresma y lleves muchas bendiciones del Señor, especialmente a los pobres.

VER TEXTO COMPLETO DEL MENSAJE