ACOMPAÑARNOS MEJOR - Clero Hoy 436

CLERO HOY
Octubre 22 de 2020                          N° 436 
Las noticias eclesiales más importantes para el clero
y otras propuestas para nuestra vida y ministerio pastoral.

En CLERO HOY, 436

¡Hola Amigo!

ACOMPAÑARNOS MEJOR

Nuestra Familia de Pastores 

Interesante 

  • Teología para Millenials: “La utopía de Francisco”.
  • Te invitamos participar en el Boletín Clero Hoy.     

Ayer, Hoy y Mañana

En la Iglesia Universal

En América Latina

Para nuestra pastoral

Para nuestra próxima homilía dominical

  • Mateo 22, 34-40: Todo se resume en el verbo Amar.
  • Para compartir con nuestra comunidad

Para estos días

  • Invitación al próximo diplomado de pastoral presbiteral.  

Intención Misionera

  • Intención misionera de octubre: La misión de los laicos en la Iglesia.
     
¡Hola Amigo!

ACOMPAÑARNOS MEJOR

En cualquier edad y en todos los presbiterios se puede presentar la soledad sacerdotal. Como ella riesgosa, la analizamos para encontrar caminos y medios de solución para vivirla y aprovecharla. Se pueden distinguir varios tipos y manifestaciones de soledad: soledad física, soledad social, soledad sicológica, soledad espiritual. Soledad normal (apacible) y soledad problemática (temida). 
La soledad positiva, forma parte de la vida de todos, es consecuencia de vivir sinceramente el Evangelio y constituye una preciosa dimensión de la propia vida (Cf. DMVP2, 115). Es soledad aceptada con espíritu de ofrecimiento y buscada en la intimidad con Jesucristo, el Señor (…) Se puede afirmar que no es capaz de verdadera y fraterna comunión el que no sabe vivir bien la propia soledad (PDV, 74). Esta soledad no crea dificultades, sino que ofrece oportunidades positivas para la vida del sacerdote (Cf. PDV 74). Esta soledad puede ser: una oportunidad para la oración y el estudio; condición indispensable para el crecimiento de la vida interior; se trata de una soledad llena de la presencia del Señor, que nos pone en contacto con el Padre a la luz del Espíritu; elemento necesario para la formación permanente; una ayuda para el crecimiento humano; una condición para lograr una verdadera y fraterna comunión.
 
La soledad como problema. En algunos casos, sin embargo, la soledad podría deberse a especiales dificultades, como marginaciones, incomprensiones, desviaciones, abandonos, imprudencias, limitaciones de carácter propias y de otros, calumnias, humillaciones, etc. Entre los factores y manifestaciones relacionadas con la soledad problemática en la vida sacerdotal, se pueden mencionar las siguientes: el encerramiento en sí mismo, vivir aislado de otros, con situaciones de soledad generadas por nosotros mismos; el ser marginados por otros y sentirnos poco valorados por ellos e inclinados a mantenernos en esa separación; la soledad que se siente en relación con el trabajo pastoral, cuando tenemos la sensación de no ser capaces, y de no tener ayuda, para responder a las tareas que nos han encomendado, o para satisfacer las exigencias de la comunidad; la soledad en las relaciones con los hermanos, cuando afrontamos rupturas con algunos, o con la comunidad, lo cual nos lleva a estar encerrados y solos en medio de muchos, en lejanía de los otros hermanos; la soledad de tener notables dificultades personales y sentirnos demasiado débiles para superarlas.; la soledad en relación con Dios, en la cual se siente su ausencia, o su silencio y el peso de la prueba por la que se pasa, o la sensación de nuestra personal lejanía de Dios.
 
La soledad requiere un discernimiento y solución interdisciplinar. Además de ver los síntomas y la situación, hay que ver las causas y los efectos para afrontarlos con los elementos adecuados. En particular, es muy importante el discernimiento espiritual de la soledad (para qué bien sucede esa soledad). De esta soledad se podría derivar un agudo sentido de frustración que sería sumamente perjudicial (DMVP, 115). También podría acentuar la debilidad personal para buscar compensaciones a la soledad y seudo - justificaciones que la agravan: hago esto para compensar mi soledad. Sin embargo, también estos momentos de dificultad se pueden convertir, con la ayuda del Señor, en ocasiones privilegiadas para un crecimiento en el camino de la santidad y del apostolado (Cf. DMVP, 115).
 
En la soledad nos podemos ayudar acompañándonos con diversos servicios (Cf. PDV 74; DMVP2, 115): educativos, tanto para que comprendan y vivan la soledad positiva como elemento providencial para su santificación personal, como para que aprendan a afrontar adecuadamente la soledad problemática; Ayudarles a avivar la caridad pastoral para que poniéndola en práctica encuentren la mejor solución a su soledad.
Hemos de acompañarnos ofreciendo servicios de comunión fraterna a los presbíteros en soledad: ofrecerles acompañamiento fraterno personalizado, de acuerdo a su situación y necesidades; promover y animar a que vivan la íntima fraternidad sacramental y a que mejoren su participación activa en el presbiterio diocesano; fomentar la vida común entre los presbíteros (casa común, comunidad de mesa, etc.), dando el máximo valor a la participación comunitaria en la oración litúrgica (Cf. DMVP2, 38); motivarlos y facilitarles encuentros frecuentes con fraternal intercambio de ideas, de consejos y de experiencias entre hermanos (Cf. DMVP2, 38); invitarlos a participar en encuentros y a integrarse en comunidades sacerdotales de vida y ayuda; ayudarles a que tengan los contactos periódicos con el Obispo y con los demás sacerdotes; animar a aprovechar el afecto y el apoyo espiritual de la propia familia y de la comunidad en la que realizan su ministerio pastoral.
Hemos de ofrecer, también, servicios para el bienestar integral de los presbíteros en soledad: ofrecer servicios de asesoría sicológica, administrativa y pastoral, para que los presbíteros en soledad encuentren en ellos ayuda oportuna y adecuada; fortalecer el acompañamiento espiritual personalizado hacia estos hermanos; fomentar la mutua colaboración, especialmente, con los presbíteros que están más solos; ayudar a que se atienda a los sacerdotes que trabajan solos, completando sus equipos de trabajo y fomentando entre ellos la comunión y ayuda fraternas;  aprovechar el servicio que les puedan ofrecer las Asociaciones que favorecen la santidad sacerdotal, la fraternidad sacerdotal, la santidad en el ejercicio del ministerio, la comunión con el Obispo y con toda la Iglesia (Cf. PDV, 81; DMVP2 38, 39).
Busquemos a algún hermano en soledad y compartamos con él esta reflexión. Acompañémonos a dar pasos de fraternidad afectiva y efectiva.

Julio
 

NUESTRA FAMILIA DE PASTORES

ORAMOS por  los sacerdotes en situación de soledad, para que el Señor les comparta de aquella valentía que lo asistió cuando se sintió abandonado por el Padre en la Cruz y se den cuenta que, a pesar de esos momentos de soledad, Él siempre está a su lado.

FELICITAMOS a:  Mons. Hélio Pereira dos Santos, nombrado por el Papa Francisco Obispo Coadjutor de Serrinha (Brasil), Rvdo. César Garza Miranda, OFM; Rvdo. Juan Carlos Arcq Guzmán; Rvdo. José Manuel Garza Madero, nombrados por el Papa Francisco obispos auxiliares de Monterrey (México); Mons. Paulo Cezar Costa, nombrado por el Papa Francisco Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Brasilia (Brasil); Mons.  Moacir Silva Arantes, nombrado por el Papa Francisco obispo de Barreiras (Brasil). Les deseamos éxitos en esta nueva labor pastoral que van a iniciar.   
   

FIGURA SACERDOTAL: 

BEATO CRISTÓBAL DE SANTA CATALINA

Fundador de la congregación de Hermanas Hospitalarias Jesús Nazareno. Nació en Mérida (Badajoz) el 25 de julio de 1638. En marzo de 1663 es ordenado sacerdote en Badajoz y, cuatro años más tarde, llega al eremitorio de El Bañuelo (en la zona de la Sierra) en Córdoba donde comienza a vivir con toda radicalidad en oración, silencio y penitencia.
Allí buscó una vida entregada a la oración, y en Córdoba acabó siendo un hombre de santidad para todos, al servicio siempre de los desvalidos y los más necesitados.
En 1670, profesa en la Orden Tercera de San Francisco de Asís y toma el sobrenombre de Santa Catalina. En 1673, a la vista de tanto sufrimiento, el padre Cristóbal toma una determinación radical para su vida: "Serviré a Dios sustentando pobres".
Fundador de congregaciones. Y lo hace en una pequeña ermita de la cofradía de Jesús Nazareno, comenzando así la Hospitalidad Franciscana de Jesús Nazareno. Su obra más importante, según los mismos datos, fue la fundación el 11 de febrero de 1673 de dos congregaciones franciscanas, denominadas Hermanos y Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno; la congregación masculina ya no existe.
Milagros de la Providencia: Además de "su gran fe" el padre Cristóbal consiguió pagar a los trabajadores de una obra a pesar de no tener dinero gracias a la Providencia o que el pan no faltara de la despensa.
Otro hecho que, según Amato, fue "verificado por todos" fue la petición que las hermanas hicieron al padre Cristóbal para "que suplicara a la caldera donde hacían la comida para los enfermos que la cociese, ya que ésta tenía un agujero por el que se salía el agua y apagaba el fuego".
Según Amato, "conmovido por tanta fe, nuestro beato se dirigió con candor franciscano a la caldera y le dijo: en virtud de santa obediencia te mando que no se cuele más el agua y deje cocer la comida para los enfermos". "Inmediatamente la caldera comenzó a hervir y esto llegó a oídos del obispo de Córdoba, Alonso de Salizanes, que quiso comprobar la verdad del hecho", relató Amato. Y así fue.
La curación del niño noble: Como la de uno de los hijos del vizconde de Villanueva, que estaba en peligro de muerte a quien nada más bendecir "se levantó de la cama y se puso a jugar como hacen los chicos de su edad".
La compasión de este sacerdote fue otra de las virtudes. El padre Cristóbal recogía a los recién nacidos "abandonados de noche delante del hospital, socorría con alimentos a las viudas que sufrían el hambre y acogía a los peregrinos indigentes".
Donaciones para la clausura: Durante su vida, el sacerdote también prestó "mucha atención a las monjas de clausura y, por ello animaba a los ricos a ayudar a los monasterios con generosas donaciones, en vez de malgastar el dinero en cosas superfluas y vanas".
El padre Cristóbal murió el 24 de julio de 1690 y sus restos reposan en la iglesia de Jesús Nazareno.
Fue beatificado en el 2013 por el Papa Francisco.

Interesante

TEOLOGÍA PARA MILLENIALS: “LA UTOPÍA DE FRANCISCO”

La víspera del día de San Francisco, el 3 de octubre, Francisco firmó su tercera encíclica, Fratelli Tutti, que algunos han considerado como “el Testamento de Francisco”. En ella se agrupan, en forma ordenada, muchos de los grandes temas del Papa argentino, de forma que no resulta pretencioso afirmarlo, en cierta forma condensa en ese texto su legado a la Iglesia y a la humanidad. La encíclica expresa el sueño de Francisco, los sueños de un Papa con una humanidad unida y fraterna, en paz, donde haya lugar para todos, particularmente los excluidos, los olvidados, los pobres.
El legado de Francisco propone una fraternidad universal. Todos somos hermanos. Todos somos responsables de los demás. Todos unidos. Por eso puede parecer ideal y en cierta manera utópico, al encontrarnos en un mundo surcado por enconadas divisiones. Sin embargo, puede considerarse “Utopía”, no en el sentido peyorativo, sino en su más genuina expresión humanista, en la saga humanista y cristiana de Santo Tomás Moro, quien acuñó el término. 
VER TEXTO COMPLETO: 
 

TE INVITAMOS PARTICIPAR EN EL BOLETÍN CLERO HOY

Desde el equipo editor del boletín Clero Hoy, te invitamos a que nos compartas, ya sea una experiencia personal de nueva evangelización (Iglesia en salida, Kerigma) o experiencia personal de servicio a tus hermanos sacerdotes. Así, nos colaboras con tu testimonio a motivar la vida y ministerio de los ministros ordenados y, además, a enriquecer el mutuo que hacer sacerdotal. Para ello, puedes remitirnos tu historia haciendo clic aquí y llenando los campos solicitados.
 

Ayer, hoy y mañana

En la Iglesia Universal

PAPA FRANCISCO: LA ORACIÓN ES LA SALVACIÓN DEL SER HUMANO 

(VATICAN NEWS, 21 de octubre de 2020) Queridos hermanos y hermanas: Hoy completamos nuestra catequesis sobre la oración en los salmos, con una figura que presentan a menudo: el impío. Es aquél que vive como si Dios no existiese y cerrado a la trascendencia. Por el contrario, los salmos nos muestran la oración como algo fundamental, que nos abre al absoluto, evitando que nos dejemos llevar por la voracidad predadora y poder así llegar a ser plenamente humanos.
Existe por desgracia una oración falsa, en la que se busca ser admirados, cubrir las propias necesidades o encontrar consuelo. Esa oración, en la que el hermano no está presente, que es egoísta, no es una oración cristiana. Como vemos en el Padrenuestro, el otro se hace importante y nosotros responsables. Por eso, hallamos en los salmos tanto oraciones íntimas, como comunitarias, de modo que la plegaria personal se alimenta de la litúrgica y viceversa. Ambas se convierten en patrimonio de todos.
En definitiva, donde está Dios debe estar el prójimo. Quien dice amar a Dios y no ama a su hermano es un mentiroso, y por eso los salmos nos los presentan continuamente, para que veamos en ellos la imagen que Dios ha impreso de sí mismo en cada uno de nosotros. Nos recuerdan que Dios escucha el grito de los pobres, nos amonestan sobre el peligro de poner nuestra confianza en las riquezas y abren nuestra mente a su diseño de salvación que está por encima de los planes de las naciones. 
VER TEXTO COMPLETO: 


DATOS DE LA IGLESIA CATÓLICA EN EL MUNDO 2020 

(ZENIT, 19 de octubre de 2020) Con motivo de la 94° Jornada Mundial de las Misiones, el domingo 18 de octubre de 2020, la Agencia Fides presenta, como de costumbre, algunas estadísticas seleccionadas para ofrecer un cuadro panorámico de la Iglesia misionera en el mundo.
Las tablas han sido extrapoladas del último “Anuario Estadístico de la Iglesia” (actualizado a día 31 de diciembre de 2018) y se refieren a los miembros de la Iglesia, sus estructuras pastorales, las actividades en el campo sanitario, asistencial y educativo. 
VER TEXTO COMPLETO: 


EL PAPA: NO PERMANECER INDIFERENTES ANTE UN MUNDO SEDIENTO DE PAZ 

(VATICAN NEWS, 20 de octubre de 2020) En un mundo que corre el riesgo de “acostumbrarse” al mal de la guerra, la paz es la prioridad de cualquier política: lo subrayó el Papa Francisco esta tarde digiriéndose, en la Plaza del Capitolio de Roma, a los participantes en el 34° Encuentro de Oración por la Paz en el espíritu de Asís,  promovido por la Comunidad de San Egidio e inspirado en el histórico encuentro interreligioso querido por San Juan Pablo II en 1986.
El Encuentro, que este año se titula "Nadie se salva solo - Paz y fraternidad", se desarrolló con presencia limitada debido a las medidas anticontagio por el Covid 19 y fue transmitido en streaming. Además, siempre a causa de la pandemia, algunos representantes religiosos no pudieron asistir, como fue el caso de Gran Imán de al-Azhar, Ahmed al-Tayyeb.
El Pontífice participó, en primer lugar, en un momento de oración ecuménica con otras confesiones cristianas en la Basílica de Santa María en Aracoeli y, sucesivamente, se dirigió a la Plaza romana del Capitolio donde tuvo lugar la ceremonia con representantes de las grandes religiones del mundo y autoridades. Aquí, poniendo en evidencia que el mundo que tiene “sed ardiente de paz” recordó también que la paz no se logra por sí solos sino juntos, encontrándonos. 
VER TEXTO COMPLETO: ​
 

CARDENAL TAGLE: "AUNQUE EL MUNDO ESTÁ PASANDO POR DESAFÍOS MUY FUERTES, LA MISIÓN CONTINÚA" 

(RELIGIÓN DIGITAL, 18 de octubre de 2020) El Cardenal Luis Antonio Tagle, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, subraya que "el compromiso misionero de todo bautizado es parte constitutiva de la identidad del creyente", por lo que todos estamos llamados a conocer y amar a Dios y a proclamar el Evangelio mediante el testimonio, la palabra y las obras de caridad. 
VER TEXTO COMPLETO: 
 

En América Latina

EL CELAM AGRADECE AL PAPA SU ENCÍCLICA FRATELLI TUTTI 

(AGENCIA SIC, 15 de octubre de 2020) El CELAM, agradece en un mensaje y asume “la valiente voz profética del papa Francisco, expresada en Fratelli Tutti, en un mundo en el que predominan los silencios frente a las injusticias que padecen las inmensas mayorías de nuestros pueblos y que necesita resucitar en una nueva convivencia, como lo ha manifestado él mismo”, se lee en el texto y hacen una invitación a reflexionar el profundo mensaje de toda la Encíclica en cada una de sus comunidades, y su llamado a la conversión permanente y al compromiso pastoral. 
VER TEXTO COMPLETO: 
 

NOVIEMBRE 3: COMIENZA DIPLOMADO EN ESPIRITUALIDAD Y EVANGELIZADORES CON ESPÍRITU. 

(CELAM, 17 de octubre de 2020) El Centro Bíblico Teológico Pastoral para América Latina y el Caribe (CEBITEPAL); se prepara para iniciar su diplomado virtual en espiritualidad y Evangelizadores con Espíritu. Ciclo formativo que se desarrollará del 3 al 27 de noviembre del presente año.
Este programa virtual que cuenta con el aval universitario de la Universidad Pontificia Bolivariana, busca ofrecer un espacio de formación y reflexión en torno a la exhortación Evangelii Gaudium que nos invita a ser evangelizadores con espíritu, con el fin de buscar herramientas para el crecimiento y renovación espiritual personal, como también, para animar instancias de renovación espiritual de los agentes evangelizadores en las Iglesias particulares. 
VER TEXTO COMPLETO: 


CERCANÍA A CHILE DE LOS EPISCOPADOS DE LATINOAMÉRICA 

(VATICAN NEWS, 21 de octubre de 2020) La presidencia del Consejo Episcopal Latinoamericano expresó su solidaridad con la Iglesia chilena al rechazar de manera categórica los actos violentos que afectaron a las parroquias en Santiago de Chile. Los representantes del organismo de comunión eclesial confían en que las autoridades esclarezcan con celeridad este acto de violencia que no puede admitirse de ninguna forma, sin importar su origen, porque todos debemos trabajar por el progreso de nuestros pueblos, esforzándonos por vivir en paz y armonía.
VER TEXTO COMPLETO: 
 

CEAMA INVITA A LOS FIELES A ACOMPAÑAR SU PRIMERA ASAMBLEA PLENARIA 

(RELIGIÓN DIGITAL, 25 de septiembre de 2020) La Conferencia Eclesial de la Amazonía (CEAMA) ha convocado para los próximos días 26 y 27 de octubre su primera Asamblea Plenaria, coincidiendo con el primer aniversario de la clausura de la Asamblea Sinodal. Será un encuentro virtual, al que están convocados todos los obispos de la Panamazonía y al que participarán alrededor de 300 personas, en representación de las diferentes presencias e instituciones eclesiales y de los pueblos originarios y comunidades de este territorio con quienes la Iglesia camina y colabora. 
VER TEXTO COMPLETO: 

Para nuestra Pastoral

PARA NUESTRA PRÓXIMA HOMILÍA DOMINICAL

Mateo 22, 34-40: Todo se resume en el verbo Amar

Un mandamiento dice qué es lo que Dios quiere de nosotros y primero de todos los mandamientos dice lo que fundamentalmente Dios quiere de nosotros. Ese es el sentido de la pregunta del fariseo que leemos hoy: “¿Cuál es el mandamiento mayor de la Ley?”  (22,34). Es decir: “¿En qué debemos concentrar todas nuestras fuerzas de manera que la vida tenga sentido y alcance la eternidad?”. 

Con su respuesta Jesús, citando Deuteronomio 6,5, coloca en primer plano el amor: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente” (22,37). 

Por tanto, la primera tarea es amar a Dios con todas las fuerzas que tengamos. Las facultades que aquí se mencionan son: 
 

  • El corazón: la dimensión volitiva del hombre, su “querer”, sus “decisiones”.
  • El alma: que en la antropología bíblica es la “fuerza vital”.
  • La mente: la dimensión intelectiva, nuestra capacidad de representar el mundo. 

Con ello se quiere decir que debemos emplear todas nuestras fuerzas, sin excepción, en el amor de Dios. La entrega a él y por él debe ser total, por eso a cada dimensión enunciada se le añade el término “todo”. 

Jesús agrega: “El segundo (mandamiento) es semejante a éste: ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’” (22,39). 

El amor que tenemos por nosotros mismos es el parámetro del amor que debemos tener por nuestros hermanos. Este amor por nosotros mismos no consiste en fuertes sentimientos y emociones, sino en la serena aceptación de nosotros mismos con todo lo que somos, lo que tenemos, lo que constituye nuestra personalidad, nuestras potencialidades y nuestras limitaciones. Cuando nos aceptamos a nosotros mismos le decimos “sí” al amor de Dios que nos ha creado, a ese amor que toma forma en nuestra persona. 

El amor al prójimo debe ser de la misma naturaleza del amor por nosotros mismos. Esto es, aceptamos al prójimo en su singularidad, lo reconocemos en su existencia como un “otro” amado y creado por Dios. En esta igualdad se reconoce también la singularidad del otro. Por eso el amor al prójimo es también un reconocimiento a la voluntad creadora de Dios y la relación con él un motivo de alabanza a Dios. Como concluye Jesús, de este mandato “pende” toda la Sagrada Escritura (22,40). Es decir que este tipo de amor es el que Dios quiere de nosotros: el amor total por él y el amor –desde la dinámica interna del reconocimiento de su valor– del prójimo. Así es como nuestra vida alcanza su verdadero sentido, un sentido definitivo e indestructible.

Padre Fidel Oñoro, CJM
Centro Bíblico Pastoral para la América Latina (CEBIPAL) del CELAM
VER TEXTO COMPLETO:

PARA COMPARTIR CON NUESTRA COMUNIDAD

  • Por un lado, este texto del Éxodo no invita a aprender de las experiencias difíciles de la vida, para comprender a quienes viven estas mismas experiencias y brindarles aquello que quizá nos gustaría haber recibido. Por otro lado, nos revela que Dios escucha con particular atención a los más pobres, débiles y desprotegidos y les hará justicia frente a todos aquellos que en lugar de tener compasión, han aumentado su pobreza y opresión (Ex 22, 20-26).
  • El recibir la Palabra de Dios con sincera apertura nos debe llevar, en primera instancia, a ser imitadores de Cristo, a vivir el Evangelio con coherencia, a convertirnos en testimonio para otros. Todos debemos, poco a poco, ir abandonando nuestros ídolos para servir con sinceridad al Señor y entrar en el ámbito de la verdadera esperanza (1Ts 1,5c-10).
  • En nuestro ámbito de relaciones con la realidad Jesús nos recuerda que debemos dar primacía a nuestra relación con Dios y a nuestra relación con nuestros semejantes. Son los dos ámbitos que debemos cultivar con mayor interés e intensidad. Esto, porque se trata de relaciones en las que tenemos contacto con otras interioridades y autoconciencias que nos llevan a conocernos a nosotros mismos, salir de nosotros mismos, crecer y plenificarnos (Mt 22,34-40).
  • Cada Eucaristía es una gran oportunidad para crecer en el amor. Celebramos el amor del Padre, realizado por Cristo en la Cruz, derramado por el Espíritu Santo en el corazón de los fieles. Nos unimos a todos los hermanos en amor, para orar juntos, alabar al Señor y estar ante Dios por todos los hombres.
  • Para profundizar con el Catecismo de la Iglesia: CEC 2052-2074: los Diez Mandamientos interpretados a través de un doble amor; CEC 2061-2063: la acción moral es la respuesta a la iniciativa del amor de Dios.

Para estos días

DIPLOMADO DE PASTORAL PRESBITERAL
NOS LAVAMOS LOS PIES UNOS A OTROS
CON JESÚS, COMO ÉL Y POR ÉL (Cf. Jn 13, 1 - 16).


El Instituto de Pastoral del Clero, tiene el gusto de invitarte al próximo diplomado de pastoral presbiteral que se llevará a cabo en La Ceja, Antioquia – Colombia, entre el 15 y el 28 de noviembre del 2020. Para más información, te puedes comunicar al E-Mail: diplomadodepastoralpresbiteral@gmail.com, al whatsapp: +57 312 2574580 o haciendo clic aquí, para visualizar el plan del diplomado, y clic aquí para visualizar el plegable con toda la información.
 



 

INTENCIÓN MISIONERA

PARA VER EL VIDEO DE LA INTENCIÓN MISIONERA DEL MES DE OCTUBRE DE 2020, CLICK AQUÍ