UN REGALO DE DIOS PARA MÍ - Clero Hoy 425

CLERO HOY
Agosto 6 de 2020                          N° 425  
Las noticias eclesiales más importantes para el clero
y otras propuestas para nuestra vida y ministerio pastoral.

En CLERO HOY, 425

¡Hola Amigo!

UN REGALO DE DIOS PARA MÍ

Nuestra Familia de Pastores 

Ayer, Hoy y Mañana

En la Iglesia Universal

En América Latina

Para nuestra pastoral

Para nuestra próxima homilía dominical

  • Mateo 14, 22-3: Caminando en medio del mar: ¿Qué tan profunda es mi fe? “Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?”
  • Para compartir con nuestra comunidad

Para estos días

  • Seminario internacional de bioética: humanizar la salud en la pandemia. 

Interesante 

  • Mi teología para millennials: “y que el Covid los una”     

Intención Misionera

  • Intención misionera de agosto: El mundo del mar
     
¡Hola Amigo!

UN REGALO DE DIOS PARA MÍ

Cada día nos encontramos con muchas personas. A algunas las vemos como destinatarias de nuestros servicios, a otras como beneficiarias de lo que hacemos, con otras pasamos indiferentes. Con esa mirada y actitud, de muy pocas recibimos aportes para nuestro propio crecimiento. Pero puede ser distinto, podemos recibir más aportes y de más personas.
En el camino de construir, o de fortalecer, la comunión fraterna, un paso decisivo es el de recibir al hermano como regalo de Dios. El hermano es enviado de Dios, o simplemente hermano, que me trae la presencia de Dios. Por eso, el Señor asegura: “Quien reciba a un profeta por ser profeta, recompensa de profeta recibirá, y quien reciba a un justo por ser justo, recompensa de justo recibirá. Y todo aquél que dé de beber tan solo un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños, por ser discípulo, les aseguro que no perderá su recompensa” (Mt 10, 41 – 42).
Asumiendo a la otra persona como hermano, amado de Dios, doy el paso a reconocerlo y apreciarlo con todo lo positivo que tiene (carismas, valores, conocimientos, experiencias, bienes, etc.). Abro espacio a mi hermano. Me abro a recibir, apreciar, aprovechar bien, el regalo de Dios en mi hermano.
Así supero la tentación de orgullo, autosuficiencia, encerramiento y egoísmo. Siento necesidad de lo que Dios me da a través de los hermanos y me abro con gratitud a recibirlo y a aprovecharlo. No importa que humanamente me parezca una persona sin educación y sin méritos; ni siquiera desprecio a una persona que anda haciendo el mal y que está lejos de Dios. También a través de los pequeños y humildes recibo lo mucho que Dios me ofrece.
Jesús mismo nos ayuda, nos lava los pies, a través de otros hermanos. Necesitamos “dejarnos lavar los pies” de Jesús y del hermano (Cf Jn 13, 8 – 9).
Hoy, también, me encontraré con muchas personas. Las voy a reconocer y a recibir como “regalo de Dios” para mí. Mucho cambiará mi comunión con ellas y mucho recibiré de Dios a través de ellas. ¿Verdad?

Julio
 

NUESTRA FAMILIA DE PASTORES

ORAMOS por La Iglesia Universal: Para que el Señor asista con su Sagrado Espíritu al Papa, a los Obispos, Sacerdotes y Diáconos, de tal modo que se conviertan en referentes para el pueblo que Él les encomendó. Además, para que el pueblo sea permeable a las enseñanzas que, por designio de Dios, se transmite por medio de sus ministros. Confiamos en el auxilio de María Santísima, a todos los evangelizadores del mundo entero.

FIGURA SACERDOTAL: 

San Juan María Vianney

Nació en Dardilly, en las cercanías de Lyon, en 1786. Después de una niñez de ambiente campesino, padeciendo las consecuencias de la Revolución Francesa, concibió a los 17 años el deseo de ser sacerdote. Aprendió a leer y escribir, puesto que no había ido a la escuela. A los 20 años comienza a prepararse para el sacerdocio con el P. Balley, párroco de Écully. Pocos años después, entró en el seminario, pero lo tiene que abandonar porque se le considera incapaz, al estar falto de conocimientos de latín. Sin embargo, superando muchas dificultades, a los 29 años pudo llegar a ser ordenado sacerdote.
En 1818, es envíado a Ars. Allí, despierta la fe de sus feligreses por sus predicaciones, pero sobre todo por su oración y su manera de vivir. Se siente pobre ante la misión que debe realizar, pero se deja llevar por la misericordia de Dios. Restaura y embellece su iglesia, funda un orfelinato: «El Providence» y toma cuidado de los más pobres.
Muy rápidamente, su reputación de confesor le atrae numerosos peregrinos que vienen a buscar ante él el perdón de Dios y la paz del corazón. Ante las muchas pruebas y combates, guarda su corazón arraigado en el amor de Dios y de sus hermanos; su única preocupación es la salvación de las almas. Sus catequesis y sus homilías hablan sobre todo de la bondad y de la misericordia de Dios.
Sacerdote que se consume en amor ante del Santísimo Sacramento, totalmente entregado a Dios, a sus feligreses y a los peregrinos, muere el 4 de agosto de 1859, después de haberse entregado hasta el final por Amor. No era fingida su pobreza. Sabía que moriría un día como «prisionero del confesonario». Por tres veces había intentado huir de su parroquia, creyéndose indigno de la misión de párroco y pensando que era un obstáculo para la bondad de Dios, más que un signo de este Amor. La última vez, fue en menos de seis años antes de su muerte.
Fue encontrado una noche por sus feligreses, que habían tocado la campana para avisar de su huida. Volvió a su iglesia y se puso a confesar, a partir de la una de la mañana.
Murió el 4 de agosto de 1859. Beatificado el 8 de enero de 1905 por San Pio X. Fue declarado el mismo año patrono de todos los párrocos de Francia. Canonizado por Pío XI en 1925. Proclamado en 1929 “patrono de todos los párrocos del mundo”. 

Ayer, hoy y mañana

En la Iglesia Universal

EL PAPA RETOMA LA AUDIENCIA GENERAL Y RECUERDA A LOS DIFUNTOS POR EL CORONAVIRUS. 

(VATICAN NEWS 5 de agosto de 2020) Al responder a los serios desafíos causados ​​por la pandemia actual, los cristianos nos guiamos por la sabiduría y la fuerza que nacen de las virtudes de la fe, la esperanza y el amor. Como dones de Dios, estas virtudes nos sanan y nos permiten a su vez traer la presencia sanadora de Cristo a nuestro mundo. Pueden inspirar en nosotros un espíritu nuevo y creativo para ayudarnos a enfrentar hoy las enfermedades físicas, sociales y espirituales profundamente arraigadas y cambiar los comportamientos injustos y destructivos que amenazan el futuro de nuestra familia humana. Hoy, la Iglesia busca continuar el ministerio de curación del Señor, no solo a las personas sino también a la sociedad en general. Ella hace esto proponiendo una serie de principios extraídos del Evangelio, que incluyen: la dignidad de la persona humana, el bien común, la opción preferencial por los pobres, el destino universal de los bienes, solidaridad, subsidiariedad y el cuidado de nuestro hogar común. En las próximas semanas, reflexionaré sobre estos y otros temas de la doctrina social de la Iglesia, confiando en que pueden arrojar luz sobre los graves problemas sociales de hoy y contribuir a la construcción de un futuro de esperanza para las generaciones venideras.
VER TEXTO COMPLETO

PAPA A SACERDOTES: PIDAN AL SEÑOR SER HOMBRES QUE TESTIMONIAN LA COMPASIÓN

(ACIPRENSA 4 de agosto de 2020) El Papa Francisco escribió este 4 de agosto a sacerdotes para que pidan al Señor testimoniar con su vida la compasión y la misericordia que Jesús dona.
En el día que la Iglesia celebra la memoria litúrgica de San Juan María Vianney, Santo Cura de Ars, el Santo Padre mandó esta recomendación a los sacerdotes del mundo a través de su cuenta oficial de Twitter @Pontifex_es: “Queridos hermanos sacerdotes, pidamos al Señor que nos ayude a ser hombres que testimonian con su vida la compasión y la misericordia que solo Jesús puede donarnos”, aconsejó el Papa al referirse al Santo Cura de Ars.
VER TEXTO COMPLETO 


LAS BIENAVENTURANZAS EN TIEMPOS DE PANDEMIA

(ACIPRENSA 4 de agosto de 2020) Las bienaventuranzas reflejan el rostro del Maestro, que estamos llamados a transparentar. El Papa Francisco nos ha regalado una Exhortación Apostólica sobre el llamado a la santidad en el mundo actual. En el Bautismo recibimos la vida de la gracia que significa la amistad íntima y vital con Cristo, esa vida está llamada a desarrollarse y llegar a su plenitud que es la santidad. Preguntémonos ¿qué significa ser cristiano hoy? ¿ser cristiano es importante en tiempos de pandemia? “La respuesta es sencilla –dice el Papa- es necesario hacer lo que dice Jesús en el sermón de las bienaventuranzas. En ellas se dibuja el rostro del Maestro, que estamos llamados a transparentar en lo cotidiano” (Gaudete et exultate 63). Dejemos que las Bienaventuranzas transparenten en nuestras vidas la vida de Jesús.  
VER TEXTO COMPLETO ​ 

En América Latina

PAPA Y EPISCOPADOS LATINOAMERICANOS UNIDOS A NICARAGUA 

(CELAM 3 de agosto de 2020) Al término del rezo mariano del Ángelus, el pasado 2 de agosto, el Papa Francisco dedicó una parte de su intervención al pueblo nicaragüense, “que sufre el atentado de la Catedral de Managua, donde la tan venerada imagen de Cristo ha quedado muy dañada, casi destruida “. Al mismo tiempo aseguró sus oraciones por esta lamentable situación: “Queridos hermanos nicaragüenses, estoy cerca de ustedes y rezo por ustedes “, fueron las palabras del Santo Padre.
Por su parte diferentes conferencias Episcopales de América Latina se unieron al dolor del pueblo y la Iglesia de Nicaragua a través de comunicaciones oficiales que muestran su cercanía ante este ataque a la libertad religiosa. 
VER TEXTO COMPLETO 


LOS LÍDERES SE CONOCEN EN TIEMPOS DE PANDEMIAS 

(CELAM 8 de agosto de 2020) El Padre Daniel Portillo, director del Centro de Investigación y formación Interdisciplinar para la protección del menor (CEPROME) nos ofrece su análisis sobre el ejercicio del liderazgo en medio de las dificultades que afronta el mundo.
El papa Francisco, en su carta dirigida a los obispos estadounidenses en 2019, les señalaba:
Como lo había profetizado el anciano Simeón, los momentos difíciles y de encrucijada tienen la capacidad de sacar a la luz los pensamientos íntimos, las tensiones y contradicciones que habitan personal y comunitariamente en los discípulos (Cf. Lc 2, 35). Nadie puede darse por eximido de esto; estamos invitados como comunidad a velar para que, en esos momentos, nuestras decisiones, opciones, acciones e intenciones no estén viciadas (o lo menos viciadas) por estos conflictos y tensiones internas y sean, por sobre todo, una respuesta al Señor que es vida para el mundo. En los momentos de mayor turbación, es importante velar y discernir para tener un corazón libre de compromisos y de aparentes certezas para escuchar qué es lo que más le agrada al Señor en la misión que nos ha encomendado. Muchas acciones pueden ser útiles, buenas y necesarias y hasta pueden parecer justas, pero no todas tienen «sabor» a evangelio.
VER TEXTO COMPLETO: 


LA PANAMAZONÍA EN TIEMPO DE PANDEMIA: SER UNA IGLESIA QUE ACOMPAÑA A LOS INVISIBLES PARA LA SOCIEDAD "

(REPAM 31 de julio de 2020) La pandemia del COVID-19 ha provocado mucho dolor en todo el planeta, pero existen regiones donde los efectos han sido catastróficos. Una de ellas es la Panamazonía, duramente castigada por este enemigo invisible. Para reflexionar sobre “La Panamazonía en época de pandemia”, la Red Eclesial Panamazónica – REPAM, organizaba un webinar en el que estaban presentes tres de los participantes de la última Asamblea Sinodal, el cardenal peruano Pedro Barreto, vicepresidente de la REPAM, la religiosa brasileña Rose Bertoldo y el indígena del pueblo curripaco, José Gregorio Díaz Mirabal, coordinador general de la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica – COICA.
VER TEXTO COMPLETO
 

FUNDACIÓN POPULORUM PROGRESSIO FINANCIA 168 PROYECTOS EN AMÉRICA LATINA 

(AICA 4 de agosto de 2020) El pasado 29 y 30 de julio, se desarrolló de modo telemático la reunión anual del Consejo de Administración de la Fundación Populorum Progressio. Ante la pandemia de COVID-19, la Fundación financia 168 proyectos en 23 países de América Latina y el Caribe. Estos proyectos pretenden ser un signo tangible de la caridad del Papa. Este año a causa de la compleja crisis provocada por la pandemia de Covid-19, se realizó en modalidad telemática. Durante el encuentro, según la comunicación de la Oficina de Prensa, además de analizar las consecuencias causadas por la pandemia de coronavirus en la región de América Latina y el Caribe, se seleccionaron 138 de los numerosos proyectos de desarrollo social presentados, centrándose principalmente en los que tienen por objeto contribuir a mitigar sus efectos a corto y mediano plazo, desarrollados por las comunidades y regiones más necesitadas.
VER TEXTO COMPLETO

Para nuestra Pastoral

PARA NUESTRA PRÓXIMA HOMILÍA DOMINICAL

Mateo 14, 22-3: Caminando en medio del mar: ¿Qué tan profunda es mi fe? “Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?”
 

1. El marco de todo el texto es la oración
(a) Al comienzo Jesús ora en la montaña y desde su oración acompaña pacientemente la travesía que están haciendo sus discípulos en el lago (14,23); Jesús está con nosotros en nuestras “travesías” de la vida, él nos sostiene siempre (con su oración desde la montaña) particularmente cuando en la vida enfrentamos adversidades.
(b) Las dos intervenciones de Pedro, en la que grita “¡Señor!” (14,28.30), tienen fuerza oracional.
(c) La reacción final de la comunidad, apoyada en un gesto de postración ante Jesús (=adoración) y expresada en un claro reconocimiento de la filiación divina de Jesús, es el culmen de todo este camino oracional que sirve de eje al texto y de paradigma a nuestro camino de oración. La fe se expresa en la oración.

2. El relato apunta a una confesión de fe: los discípulos terminan postrados adorando al Hijo de Dios. Esta reacción es la primera confesión de fe comunitaria (14,33) y responde a lo que se esperaba que sucediera después de la multiplicación de los panes, como si fuera su “amén”.   

3. El itinerario de Pedro es un modelo de dicho camino de la fe.  En el centro del relato está el episodio del diálogo Pedro y Jesús. En el texto se capta el siguiente proceso:
(a) Comienza con un juego de palabras: Jesús dice “Soy Yo”, Pedro dice “si Eres Tú” (14,27-28).
(b) El “Soy Yo” en boca de Jesús es un eco de la revelación de Yahvé a Moisés (ver Ex 3,14-15), el mismo Dios que abrió camino en lugares imposibles (el desierto); Pedro desafía a Jesús para que compruebe que es lo que dice ser.
(c) Jesús atiende la petición de Pedro y hace que Pedro vaya donde Jesús caminando sobre las aguas (14,29).
(d) Cuando Pedro siente miedo comienza a hundirse y grita “¡Señor, sálvame!”; Jesús por su parte le tiende la mano al mismo tiempo que le dice le declara su poca fe.
(e) Una vez en la barca junto con todos se postra y confiesa la fe (14,33).
 
En medio del peligro y con un gran sentimiento de impotencia Pedro clama al Señor con una de las oraciones más breves y bellas del Evangelio: “¡Señor, sálvame!”.
 
La fe desnuda de Pedro deja asomar su realidad interior: cree y ama a su Jesús, pero de repente duda de él.  Jesús le reconoce su fe, pero la califica de “poca”.  El Maestro parece querer pedirle que haga suya la oración de confianza del orante del Salmo 62,2-3: “En Dios sólo el descanso de mi alma, de Él viene mi salvación; sólo Él mi roca, mi salvación, mi ciudadela, no he de vacilar”.
 

Padre Fidel Oñoro, CJM
Centro Bíblico Pastoral para la América Latina (CEBIPAL) del CELAM
VER TEXTO COMPLETO

PARA COMPARTIR CON NUESTRA COMUNIDAD

  • La brisa tenue, signo de la presencia serena de Dios -ante la cual Elías sale al encuentro con el rostro cubierto- es signo de Cristo. Todo hombre puede salir al encuentro de Cristo con confianza, pues es la presencia del único Dios que se manifiesta al hombre de la manera más familiar y acogedora posible. Pero como Elías, también debemos manifestar nuestro reconocimiento adorante hacia Aquel que está por encima de todo y de todos (1R 19,9a.11-13)
  • El Apóstol manifiesta el amor intenso con el cual ama a los suyos de una manera dramática. Dispuesto incluso a ser rechazado por Cristo con tal de que ellos sean alcanzados por Cristo. Son las palabras de uno que en verdad se ha olvidado de sí y quiere imitar el abandono de Jesús en la cruz en bien de los hombres (Rm 9, 5-1)
  • Un discípulo quiere ir al encuentro de Jesús fuera de la barca. Esta imagen es significativa hoy para tantos que quieren encontrarse con Jesús fuera de La Iglesia (barca). Les parece que ir en la barca es perder mucha autonomía y caer en una uniformidad aburrida. Esto es un signo, más o menos evidente, de una fe que se quiere regir por los propios criterios y no por la voluntad divina (Mt 14,22-23).
  • El salmo 84 en su primer verso nos expresa la actitud fundamental con que debemos ir a cada Eucaristía “voy a escuchar lo que dice el Señor”. Si esa es la actitud con la que vamos a celebrar el misterio, muy seguramente escucharemos un mensaje de paz, de salvación y aprenderemos a contemplar la gloria del Señor ya desde este mundo.
  • Para profundizar con el Catecismo de la Iglesia: CEC 164: la fe puede ser puesta a prueba; CEC 272-274: solo la fe se puede unir a los caminos misteriosos de la Providencia; CEC 671-672: en tiempos difíciles, cultivar la confianza, ya que todo está sometido a Cristo CEC 56-64, 121-122, 218-219: historia de alianzas, el amor de Dios por Israel; CEC 839-840: la relación de la Iglesia con el pueblo hebreo.

Para estos días

SEMINARIO INTERNACIONAL DE BIOÉTICA: HUMANIZAR LA SALUD EN LA PANDEMIA

Dolor, sufrimiento, enfermedad y duelo son algunos de los temas que se debatirán en el Seminario Internacional de Bioética que aborda los desafíos de humanizar la salud en tiempos del COVID 19. Se trata de una serie de encuentros virtuales que tendrán lugar los días 8 y 15 de agosto.
 
Mons. Paglia presentará "Humana Communitas en la era de la pandemia"
Tal como informa el programa del evento, el próximo sábado, Monseñor Vincenzo Paglia, Presidente de la Pontificia Academia para la Vida y Gran Canciller del Instituto Pontificio Juan Pablo II para Estudios sobre el Matrimonio y la Familia, participará en este Seminario dictando una conferencia y presentando el reciente documento publicado por el Vaticano "Humana Communitas en la era de la pandemia", el cual analiza las lecciones que ha dejado la crisis global en torno a la vida.
Igualmente, en este Seminario, participarán varios de los máximos referentes en temas de salud en la Santa Sede y miembros ordinarios de la Pontificia Academia para la Vida.
 
Participantes en el Seminario
El filósofo mexicano, Rodrigo Guerra López, miembro del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral expondrá el tema "Pandemia, filosofía y biopolítica"; el médico cubano René Zamora, Presidente del Comité Nacional de Bioética en Cuba expondrá el tema "Criterios bioéticos para el acompañamiento frente a duelos por COVID 19"; el psiquiatra chileno, Raúl Ventura-Juncá, Doctor en Neurociencias abordará la "Salud mental y resiliencia frente al agobio, estrés y depresión derivados de la pandemia".
 
Este Seminario está organizado por la Academia Latinoamericana de Líderes Católicos junto al Instituto de Bioética de la Universidad Finis Terrae de Chile y a las universidades Católica Lumen Gentium de Ciudad de México y Fundación Universitaria Monserrate de Colombia.
Por su parte, la directora académica del Seminario, la bioeticista Karina Ordoñez desde Chile señala:
“Las cuatro instituciones educativas impulsan este programa ante la necesidad de reflexionar sobre el sentido humano del dolor y el sufrimiento, que nos permita enfrentarlo desde la resiliencia y la esperanza cristiana, las situaciones de duelo y enfermedad derivadas de la pandemia. Para ello, usamos tanto herramientas de la bioética como de la teología”
 
Seminario gratis, pero con cupos limitados
La primera edición del Seminario cuenta con disertaciones como la del Cardenal Carlos Osoro, arzobispo Madrid; o la del neurólogo chileno Alejandro Serani. El Seminario está dirigido especialmente a todos los profesionales de salud y a familiares de personas enfermas por el virus, que han debido enfrentar situaciones de mucho dolor.
 
Para más información e inscripciones, los invitamos a visitar el sitio web http://www.liderescatolicos.net/bioetica/ El Seminario no tiene ningún costo, pero los cupos son limitados.

Interesante

TEOLOGÍA PARA MILLENNIALS: “Y QUE EL COVID LOS UNA”

En medio de la vorágine de la pandemia, hemos podido palpar una vez más, algo que parecía olvidado, incluso superado: que la humanidad forma una unidad, una gran familia, y que, por encima de los egoísmos e individualismos, aletea un espíritu de comunión. La desgracia nos ha unido, reuniendo a quienes antaño eran antagonistas. El dolor ha tenido la virtualidad de suturar las fracturas de nuestra civilización doliente. Uno de los ámbitos donde gozosamente esto se ha hecho patente, es en el marco religioso, donde por una vez creyentes en Dios y ateos beligerantes vamos de la mano en busca de un fin común, ofreciendo la misma medicina para paliar el colosal problema que juntos enfrentamos, y que solamente unidos podremos superar.
No deja de sorprender, en este sentido que el Papa Francisco, portavoz de quienes creemos en Dios, y Yuval Noah Harari, adalid de quienes niegan su existencia, ofrezcan el mismo consejo, la misma receta, para hacer frente a la pandemia. Dejemos que sean ellos los que lo digan.
VER TEXTO COMPLETO
 

INTENCIÓN MISIONERA

PARA VER EL VIDEO DE LA INTENCIÓN MISIONERA DEL MES DE AGOSTO DE 2020, CLICK AQUÍ