PARA ESO ES - Clero Hoy 305

CLERO HOY
Noviembre 23 de 2017                          N° 305  
Las noticias eclesiales más importantes
y otras propuestas para nuestra vida y misión.

En CLERO HOY, 305

¡Hola Amigo!

  • PARA ESO ES  
  • FELICITAMOS al P. Gustavo Óscar Carrara y al P. Jorge Ignacio García Cuerva.

Ayer, Hoy y Mañana

En la Iglesia Universal

  • Los pastores están llamados a ser “servidores fieles y sabios”
  • “La misa es el memorial del misterio pascual de Cristo”.
  • El Papa: “Diaconado permanente, signo visible de la diaconía de Cristo Siervo en la historia de los hombres”
  • Jornada mundial de los pobres: Pasaporte al paraíso
  • El Papa en el almuerzo con sus invitados en la Jornada Mundial de los Pobres.
  • Ciencia y tecnología: Centralidad de la persona humana
  • Budistas y Cristianos: Caminando juntos hacia la paz y la no violencia
  • Salud: “Búsqueda del bien común, de todos y de cada uno”

En América

  • Encuentro de Obispos Responsables del Área de Ecumenismo y Expertos de las Regiones CAMEX y Caribe
  • Uruguay: 14 obispos se reunieron con el Papa en Visita ‘ad Limina’
  • Para erradicar el trabajo infantil

Para nuestra pastoral

Para nuestra homilía dominical

  • Mt 25, 31-43: SERVIR A JESÚS EN SUS MÁS HUMILDES HERMANOS

Interesante 

  • ‘Latinoamérica’: Libro entrevista al Papa 
¡Hola Amigo!

PARA ESO ES


Que sea importante comprender y vivir la espiritualidad de comunión, para bien de cada uno y del mundo (Cf. NMI, 43), eso se comprende. Y habrá necesidad de unos que vivan y sean expertos de espiritualidad de comunión y la fomenten.
Que sea con el servicio pastoral con el que más crezcamos integralmente, eso se ve cuando lo ejercemos de manera auténtica, con caridad pastoral y uniéndonos a Dios (Cf PO, 13). También en ello nos sirve tener cohermanos con quienes nos ayudemos a poner prioridades y a realizar de manera santificante el ministerio.
Que haya que vivir y servir de manera concreta en nuestra Diócesis, conforme a las misiones concretas que se nos encomienden y en disponibilidad de comunión y de servicio a la Iglesia universal, es lo que nos corresponde a los presbíteros diocesanos (Cf. PO, 10). Para cumplirlo nos sirve avivar la caridad pastoral y concretarla en caminar unidos para ser, cada día, pastores santos.
Esas fueron las tres cosas que el Papa Francisco recordó a la Unión Apostólica del Clero. Su vocación y misión está en vivir y promover la comunión fraterna en el presbiterio diocesano, ayudar a ejercer de manera corresponsable y santificante el ministerio pastoral y vivir la espiritualidad de la propia diócesis, en comunión y al servicio de la Iglesia universal. Para eso vive y sirve la Unión Apostólica del clero. Para eso me sirve a mí y a tí. Para eso le puede servir a muchos hermanos presbíteros, Obispos y Diáconos. Aprovechémosla

Julio
 

Nuestra Familia de Pastores

FELICITAMOS  a: .

  • P. Gustavo Óscar Carrara, nuevo obispo auxiliar de Buenos Aires (Argentina)
  • P. Jorge Ignacio García Cuerva, obispo auxiliar de Lomas de Zamora (Argentina).

FELICITAMOS,  igualmente, a muchos nuevos presbíteros que han recibido su ordenación en estos días y a otros que están celebrando su aniversario.
 

Ayer, hoy y mañana

En la Iglesia Universal

Los pastores están llamados a ser “servidores fieles y sabios”    

(ZENIT – 16 Nov. 2017).- Audiencia con La Confederación Unión Apostólica Del Clero.
¡Queridos sacerdotes, queridos hermanos y hermanas!
“¡Oh, qué bueno, qué dulce habitar los hermanos todos juntos” (Sal 133, 1).
En esta asamblea estáis reflexionando sobre el ministerio ordenado “en, para y con la comunidad diocesana”.  
San Juan Pablo II, en la carta apostólica Novo millennio ineunte, ha recordado que “el gran desafío que tenemos ante nosotros en el milenio que comienza” es el siguiente: “Hacer de la Iglesia la casa y la escuela de la comunión” (n 43). Esto implica, antes que nada, “promover una espiritualidad de la comunión“, que se convierte en un “principio educativo en todos los lugares donde se forma el hombre y el cristiano,” (ibid.). Y hoy necesitamos tanta comunión, en la Iglesia y en el mundo.
Nos convertimos en expertos de espiritualidad de comunión ante todo a través de la conversión a Cristo, de la apertura dócil a la acción de su Espíritu y de la acogida de los hermanos. Como todos sabemos, la fecundidad del apostolado depende no solo de la actividad y de los esfuerzos organizativos, aunque sean necesarios, sino en primer lugar de la acción divina. Hoy, como en el pasado, los santos son los evangelizadores más eficaces, y todos los bautizados están llamados a aspirar a la medida más grande de la vida cristiana, es decir, a la santidad. Con mayor motivo, esto concierne a los ministros ordenados. Pienso en la mundanidad, en la tentación de la mundanidad espiritual, muchas veces oculta en la rigidez: una llama a la otra, son “hermanastras”, una llama a la otra. El Día Mundial de Oración por la Santificación del Clero, que se celebra cada año en la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, es una ocasión propicia para implorar del Señor el don de ministros fervorosos y santos para su Iglesia. Para alcanzar este ideal de santidad, cada ministro ordenado debe seguir el ejemplo del Buen Pastor que da la vida por sus ovejas…
Nos convertimos en ministros para servir a la propia Iglesia particular, en docilidad al Espíritu Santo y al propio obispo y en colaboración con otros sacerdotes, pero con la conciencia de ser parte de la Iglesia universal, que cruza las fronteras de la propia diócesis y del propio país… Queridos hermanos sacerdotes, rezo por cada uno de vosotros, y  por vuestro ministerio y por el servicio de la Unión Apostólica del Clero.
VER TEXTO COMPLETO


“La misa es el memorial del misterio pascual de Cristo”.     

Audiencia general, 22 de noviembre de 2017. (ZENIT – 22 Nov. 2017).-  De esta Catequesis del Santo Padre retomamos sus principales enseñanzas:
La misa es el memorial del misterio pascual de Cristo. Nos hace partícipes de su victoria sobre el pecado y la muerte, y da un significado pleno a nuestra vida… No es “solamente el recuerdo de los acontecimientos del pasado, sino la proclamación de las maravillas que Dios ha realizado en favor de los hombres (cf Ex 13,3). En la celebración litúrgica, estos acontecimientos se hacen, en cierta forma, presentes y actuales (Cf. Catecismo de la Iglesia Católica, 1363). Jesucristo, con su pasión, muerte, resurrección y ascensión al cielo, ha llevado a cumplimiento la Pascua. Y la misa es el memorial de su Pascua, de su “éxodo” que cumplió por nosotros, para sacarnos de la esclavitud y hacernos entrar en la tierra prometida de la vida eterna. No es solamente un recuerdo, no; es mucho más: es hacer presente lo que sucedió hace veinte siglos.
La Eucaristía nos lleva siempre a la cumbre de la acción salvífica de Dios: el Señor Jesús, haciéndose pan partido para nosotros, derrama sobre todos nosotros su misericordia y su amor, como hizo en la cruz, con el fin de renovar nuestro corazón, nuestra existencia y nuestra forma de comunicarnos con Él y con nuestros hermanos. Dice el Concilio Vaticano II:.. ” La obra de nuestra redención se efectúa cuantas veces se celebra en el altar el sacrificio de la cruz, por medio del cual «Cristo, que es nuestra Pascua, ha sido inmolado»” (Const. dogmática Lumen Gentium, 3)… A través de la celebración eucarística, el Espíritu Santo nos hace partícipes de la vida divina que es capaz de transfigurar todo nuestro ser mortal. Y en su paso de la muerte a la vida, del tiempo a la eternidad, el Señor Jesús también nos arrastra con Él para hacer Pascua. En la misa se hace Pascua. En la misa nosotros estamos con Jesús, muerto y resucitado y Él nos empuja hacia adelante, a la vida eterna. En la misa, nos unimos a Él. Más aún, Cristo vive en nosotros y nosotros vivimos en Él… Y en la Eucaristía quiere comunicarnos este amor pascual y victorioso. Si lo recibimos con fe, también nosotros podemos amar verdaderamente a Dios y al prójimo, podemos amar cómo Él nos amó, dando la vida… Solo si experimentamos este poder de Cristo, el poder de su amor, somos verdaderamente libres de darnos sin temor. Esto es la misa: entrar en esta pasión, muerte, resurrección, ascensión de Jesús. 
VER TEXTO COMPLETO


El Papa: “Diaconado permanente, signo visible de la diaconía de Cristo Siervo en la historia de los hombres”    

 “La Iglesia encuentra en el Diaconado permanente la expresión y al mismo tiempo, el impulso vital para hacerse ella misma signo visible de la diaconía de Cristo Siervo en la historia de los hombres”, lo escribe el Papa Francisco en el prefacio del libro titulado: “El Diaconado en el pensamiento de Papa Francisco…  “En este contexto – escribe el Santo Padre – el diaconado permanente ha reencontrado las raíces de su presencia en la comunidad de los creyentes y en el más amplio tejido social, adquiriendo de una parte conciencia del propio rol de servicio a Cristo y a los hombres, y recibiendo, de otra parte, un nuevo impulso de las orientaciones que el Magisterio ha dado a lo largo de estos años a la común reflexión eclesial”…  “La Iglesia encuentra en el Diaconado permanente – puntualiza el Pontífice – la expresión y al mismo tiempo el impulso vital para hacerse ella misma signo visible de la diaconía de Cristo Siervo en la historia de los hombres”. Por ello, es importante señala el Papa, la sensibilidad en la formación de una “conciencia diaconal” que puede considerarse el motivo de fondo que debe penetrar en las comunidades cristianas.
Por ello, afirma el Papa, “el ministerio diaconal debe ser visto, pues, como parte integrante del trabajo hecho por el Concilio para preparar a la entera Iglesia a un renovado apostolado en el mundo de hoy. Los diáconos pueden ser definidos pioneros de una nueva civilización del amor, como amaba decir Juan Pablo II”.
VER TEXTO COMPLETO: ​


Jornada mundial de los pobres: Pasaporte al paraíso   

(ZENIT – 19 nov. 2017).De la Homilía del Papa en la misa en San Pedro en la primera jornada mundial de los pobres.  
Quien se preocupa sólo de conservar, de mantener los tesoros del pasado, no es fiel a Dios. En cambio, la parábola dice que quien añade nuevos talentos, ese es verdaderamente «fiel» (vv. 21.23), porque tiene la misma mentalidad de Dios y no permanece inmóvil: arriesga por amor, se juega la vida por los demás, no acepta el dejarlo todo como está. Sólo una cosa deja de lado: su propio beneficio. Esta es la única omisión justa… La omisión es también el mayor pecado contra los pobres. Aquí adopta un nombre preciso: indiferencia… sin embargo, no nos preguntará si nos hemos indignado con razón, sino si hicimos el bien… En el pobre, Jesús llama a la puerta de nuestro corazón y, sediento, nos pide amor. Cuando vencemos la indiferencia y en el nombre de Jesús nos prodigamos por sus hermanos más pequeños, somos sus amigos buenos y fieles, con los que él ama estar… Ahí, en los pobres, se manifiesta la presencia de Jesús, que siendo rico se hizo pobre (cf. 2 Co 8,9). Por eso en ellos, en su debilidad, hay una «fuerza salvadora». Y si a los ojos del mundo tienen poco valor, son ellos los que nos abren el camino hacia el cielo, son «nuestro pasaporte para el paraíso». Es para nosotros un deber evangélico cuidar de ellos, que son nuestra verdadera riqueza, y hacerlo no sólo dando pan, sino también partiendo con ellos el pan de la Palabra, pues son sus destinatarios más naturales. Amar al pobre significa luchar contra todas las pobrezas, espirituales y materiales… lo que invertimos en amor es lo que permanece, el resto desaparece.
VER TEXTO COMPLETO


El Papa en el almuerzo con sus invitados en la Jornada Mundial de los Pobres.   

Después de la Santa Misa y del rezo del Ángelus, el Papa Francisco almorzó en el Aula Pablo VI con 1.500 personas menesterosas, compartiendo un momento de fiesta. Otras 2.500, que también habían participado en esta Jornada Mundial de los Pobres, provenientes de distintas Diócesis del mundo, fueron hospedadas en otros comedores de Roma, preparados para esta ocasión.
Para todos ellos y las personas que colaboraron en la iniciativa solidaria, las palabras de saludo y de bendición del Papa.
VER TEXTO COMPLETO



Ciencia y tecnología: Centralidad de la persona humana     

(ZENIT – 20 Nov. 2017).-  El Papa Francisco recibió en audiencia el pasado sábado, 18 de noviembre de 2017, a los participantes en la asamblea plenaria del Consejo Pontificio de la Cultura, dedicada al tema “El futuro de la humanidad: nuevos retos a la antropología” (Vaticano, 15 – 18 de noviembre).
El Papa aportó que la Iglesia ofrece algunos grandes principios para sostener este diálogo. El primero es la centralidad de la persona humana que hay que considerar como un fin y no como un medio; el segundo principio a recordar es el del destino universal de los bienes, que también atañe al conocimiento y a la tecnología; y finalmente, el principio de que no todo lo que es técnicamente posible o factible es, por lo tanto, éticamente aceptable “sigue siendo válido”, indicó el Santo Padre.
 
Del Discurso del Papa Francisco
Efectivamente, las cuestiones y los interrogantes que enfrentamos son graves y serios.  
La antropología es el horizonte de la auto-comprensión en el que todos nos movemos y determina nuestra concepción del mundo y las decisiones existenciales y éticas. En nuestros días, se ha convertido, con frecuencia, en un horizonte cambiante y fluido en virtud de los cambios socio-económicos, de los movimientos de las poblaciones y de las relativas confrontaciones culturales, pero también de la difusión de una cultura mundial y, sobre todo, de los increíbles descubrimientos de la ciencia y de la técnica.
En primer lugar, debemos expresar nuestra gratitud a los hombres y mujeres de ciencia por sus esfuerzos y su compromiso en favor de la humanidad… Precisamente porque el hombre es imagen y semejanza de un Dios que creó el mundo por amor, el cuidado de toda la creación debe seguir la lógica de la gratuidad y del amor, del servicio, y no la del dominio y la intimidación…  
La Iglesia, por su parte, ofrece algunos grandes principios para sostener este diálogo. El primero es la centralidad de la persona humana que hay que considerar como un fin y no como un medio.  
El segundo principio a recordar es el del destino universal de los bienes, que también atañe al conocimiento y a la tecnología. El progreso científico y tecnológico sirve al bien de toda la humanidad, y de sus beneficios no pueden disfrutar solamente unos pocos. De esta forma, se evitará que el futuro agregue nuevas desigualdades basadas en el conocimiento y aumente la brecha entre ricos y pobres.  Finalmente, sigue siendo válido el principio de que no todo lo que es técnicamente posible o factible es, por lo tanto, éticamente aceptable. La ciencia, como cualquier otra actividad humana, sabe que tiene límites que se deben observar por el bien de la humanidad misma, y ​​requiere un sentido de responsabilidad ética. 
VER TEXTO COMPLETO

Budistas y Cristianos: Caminando juntos hacia la paz y la no violencia

(ZENIT  – 17 Nov. 2017).- 
El Sexto Coloquio Budista-Cristiano se ha celebrado del 13 al 15 de noviembre de 2017 en el monasterio budista de Ling Jiou y, al día siguiente, la ceremonia de clausura en el Museo de las Religiones del Mundo de Taipei.
Declaración final
En este momento crucial, animados por el resultado positivo del coloquio, los participantes, como seguidores de Buda y creyentes en Jesús, afirmaron cuanto sigue:
1. Reconocer que el Sexto Coloquio Budista-Cristiano ha sido un hito importante para fomentar una cultura de la paz y la no violencia en medio de una cultura de la indiferencia.
2. Subrayar  la importancia de escuchar el llanto de las víctimas de la violencia en sus múltiples formas: individual,  interpersonal y colectivo, y también condenar y frenar las amenazas del nacionalismo desenfrenado, el sexismo, el racismo, la discriminación por casta, el etnicismo y el fundamentalismo religioso y secular.
3. Erradicar la pobreza, la injusticia, la desigualdad, la explotación y la discriminación, que a menudo son las causas subyacentes de la violencia y los conflictos.
VER TEXTO COMPLETO

Salud: “Búsqueda del bien común, de todos y de cada uno”.

Mensaje del Papa en la XXXII Conferencia Internacional.
(ZENIT – 20 Nov. 2017).- Mensaje del Papa Francisco a los participantes en la XXXII Conferencia Internacional sobre el tema “Enfrentar las disparidades mundiales en materia de salud”, organizada por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral en colaboración con el Comité Internacional de Instituciones Sanitarias Católicas.
Del Mensaje del Santo Padre
En la nueva Carta de los agentes sanitarios está escrito, en este sentido, que “el derecho fundamental a la protección de la salud atañe al valor de la justicia, según el cual no hay distinciones de pueblos y naciones, teniendo en cuenta las condiciones objetivas de vida y el desarrollo de los mismos en la búsqueda del bien común, que es al mismo tiempo el bien de todos y de cada uno”(No.141). La Iglesia sugiere que la armonización del derecho a la protección de la salud y el derecho a la justicia esté garantizada por una distribución equitativa de las estructuras sanitarias y de los recursos financieros de conformidad con los principios de solidaridad y subsidiariedad…
Si el aspecto organizativo es crucial para proporcionar los debidos cuidados y ofrecer la mejor atención al ser humano, también es necesario que no falte nunca en los agentes sanitarios, la dimensión de la escucha, de la compañía y del apoyo a la persona. Jesús, en la parábola del Buen Samaritano, nos muestra las actitudes a través de las cuales podemos hacer concreto el cuidado de nuestro prójimo marcado por el sufrimiento.  
La compasión es un camino privilegiado para construir la justicia, ya que, ponerse en la situación del otro, no sólo nos permite  ver sus fatigas, dificultades y miedos, sino también  descubrir, dentro de la fragilidad que caracteriza a todo ser humano, su valor precioso y único, en una palabra: la dignidad. Porque la dignidad humana es el fundamento de la justicia, mientras el descubrimiento del valor inestimable de cada hombre es la fuerza que nos impulsa a superar con entusiasmo y abnegación, la disparidad.
VER TEXTO COMPLETO

En América

Encuentro de Obispos Responsables del Área de Ecumenismo y Expertos de las Regiones CAMEX y Caribe   

15 de Noviembre, 2017. En la ciudad de Guatemala se da inicio el “Encuentro de Obispos Responsables del Área de Ecumenismo y Expertos de las Regiones CAMEX y Caribe” del CELAM. Al inicio se ha sea resaltado la importancia de este encuentro ante la reciente celebración de los 500 años de la reforma luterana.  Se han compartido experiencias de trabajo ecuménico en los distintos países de las regiones convocadas.  El objetivo de este encuentro es animar y promover en y con la CCEE los principios para un profundo ecumenismo, volviendo a las raíces de nuestro bautismo y superando las divisiones entre cristianos con el fin de buscar “la paz en el rostro único de Dios” y “expresiones comunes de servicio y de testimonio” (EG 244, 246).
En continuidad con el encuentro de ecumenismo y diálogo interreligioso realizado en el 2016 en Buenos Aires, Argentina, se realiza este encuentro para poder hacer propuestas metodológico-prácticas para una acción ecuménica en América Latina y el Caribe. En esta ocasión se mira la realidad del ecumenismo en la región siendo iluminados por el magisterio latinoamericano y haciendo una acentuación en la identidad de los evangélicos, neo-pentecostales y las denominaciones pseudocristianas.  
VER TEXTO COMPLETO


Uruguay: 14 obispos se reunieron con el Papa en Visita ‘ad Limina’   

(ZENIT – 17 Nov. 2017).- El Papa Francisco recibió ayer, jueves 16 de noviembre de 2017, a 14 obispos los obispos uruguayos en Visita ‘ad Limina Apostolorum’.
Sentados en rueda con él a la cabecera, sostuvieron “un diálogo sin protocolos”, indica la Conferencia Episcopal Uruguaya.  En un diálogo que duró más de dos horas, el Papa manifestó su cariño por el Uruguay, les manifestó su deseo de visitar el país cuando le sea posible, y les dejó algunas recomendaciones: Dar valor a las raíces -evocando a la figura de Artigas-, de modo de armonizar pasado, presente y futuro en la construcción de un pueblo; enseñar la verdad sobre la familia formada a partir de la unión del hombre y de la mujer creados a imagen de Dios, proponer a los jóvenes actividades concretas, especialmente de servicio, como forma de iniciar un acercamiento que pueda llevar al encuentro con Cristo. También los invitó a seguir valorando la vida religiosa femenina; ser cercanos a los sacerdotes y cuidar las vocaciones, tanto en la selección como en el acompañamiento y la formación.
VER TEXTO COMPLETO


Para erradicar el trabajo infantil     

(CELAM)Entre el 14 y 16 de noviembre de 2017,  delegaciones de Pastoral del Mundo de Trabajo y Programa Centralidad de la Niñez, adscritos al Departamento de Justicia y Solidaridad (DEJUSOL) del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), invitados a través de Cáritas Internacional, participaron en la IV Conferencia Mundial sobre la erradicación sostenida del trabajo infantil, realizada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Gobierno de Argentina en la ciudad de Buenos Aires Argentina. En el marco de esta IV Conferencia las organizaciones participantes están llamadas a asumir compromisos de manera concreta a través de lo que ellos han denominado Promesas.  Entre estas promesas que como Iglesia Católica asumimos a partir de ahora respecto al trabajo infantil, destacan:
1.- Fortalecer acciones de prevención y erradicación del trabajo infantil promoviendo la escolarización inmediata de niñas y niños en contextos de pobreza.
2.- Incidir en espacios gubernamentales y no gubernamentales responsables de programas para establecer alianzas estratégicas que erradiquen el trabajo infantil.
3.- Generar estrategias de concienciación con empresarios y empleadores realizando acciones puntuales de capacitación y sensibilización utilizables también con las pastorales sociales y organizaciones basadas en la fe presentes en las Américas con las cuales compartir experiencias para poder replicar y multiplicar.
VER TEXTO COMPLETO
 

Para nuestra Pastoral

Para nuestra próxima homilía dominical

Mt 25, 31-43: SERVIR A JESÚS EN SUS MÁS HUMILDES HERMANOS
 

En la parábola de Mateo 25,31-46, el miedo que causa la idea de un juicio viene matizado con esta imagen del Pastor, quien actúa siempre con cuidado, atención y amor hacia su rebaño.
La separación que realiza el Rey, con actitud de pastor, es una invitación a que revisemos nuestro servicio a Él en los hermanos más pequeños. El criterio fundamental es el amor y está formulado en la frase: “Cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis” (v.40; que aparece de nuevo en forma negativa en el v.45).
Aparecen tres puntos fuertes:
(1) El amor se mide por el “hacer”, no por los sentimientos que declaramos, ni simplemente por la intención.
(2) El amor pedido tiene un distintivo: a “los más pequeños”. En Mateo el pequeño es el frágil física, emocional y espiritualmente; el que necesita todo tipo de apoyo. Se caracteriza también por su invisibilidad social.
(3) Jesús se identifica con los “pequeños” a quienes llama “hermanos míos”. Hay una presencia sacramental de Jesús en ellos. Es una presencia con mayor densidad porque son sus hermanos en el sufrimiento… Es en ellos donde Jesús -el amado- pide ser buscado, honrado y servido.
La parábola no deja nada en abstracto. Los indicadores específicos de este “hacer” en el que se ejercita todo el que ama a Jesús son seis situaciones de precariedad donde la ayuda es inaplazable: (1) el hambre, (2) la sed, (3) la necesidad de techo, (4) la desnudez, (5) la enfermedad, (6) la perdida de la libertad en una cárcel. Todas ellas, si las leemos en binas, nos piden una apertura grande de corazón para (1) compartir la mesa, (2) acoger con el doble abrigo de la casa y del vestido propio y (3) salir de la comodidad para buscar a uno que está solo y que, humillado, no puede valerse por sí mismo.
Se nos pide este ejercicio del amor: dilatar el corazón hasta que sea tan grande, tan descentrado de sí mismo y salvífico como el del Crucificado. “Al atardecer de la vida seremos juzgados sobre el amor”, dice san Juan de la Cruz. 
VER TEXTO COMPLETO:

P. Fidel Oñoro, cjm
Centro Bíblico del CELAM

PARA COMPARTIR CON NUESTRA COMUNIDAD

  • Dios es rey como pastor de todas las ovejas, las busca una por una, las reúne, las alimenta y las cuida (Ver I lectura: Ez 34, 11-12.5-17).
  • Cristo resucitado es el rey que vence la muerte y el mal. En Él todos podemos tener vida eterna (Ver II Lectura: I Cor 15,20-26ª.28).
  • En su segunda venida gloriosa, Jesús Rey universal juzgará a las naciones y separará los justos de los malvados. El juicio será sobre cuánto lo hemos servido en sus hermanos más pequeños. Y dará la recompensa a los justos por sus obras: heredar el Reino para ellos preparado (Ver III Lectura: Mt 25, 31-43).
  • En esta Eucaristía nos estamos encontrando con nuestro Rey y Señor. Pongámonos más a su servicio. Comprometámonos a servirlo con obras concretas de misericordia hacia sus hermanos más pequeños. Allí lo encontraremos y, sirviéndolo humildemente.  participaremos en su Reino.

Interesante

‘Latinoamérica’: Libro entrevista al Papa     

(ZENIT – 21 Nov. 2017).- El libro entrevista al Papa titulado ‘Latinoamérica. Conversaciones con Hernán Reyes Alcaide’, ha sido presentado hoy, martes, 21 de noviembre, en Roma, en la sede de la Pontificia Comisión para América Latina. Se trata de una serie de conversaciones del Santo Padre Francisco con el autor, sobre la situación de América Latina y los desafíos de la pastoral y de la democracia. El profesor Carriquiry señaló la “originalidad” del libro ‘Latinoamérica’, que es la mirada del Papa sobre América Latina, y ha señalado que el Papa anuncia el deber de los cristianos de defender la democracia, “estando vigilantes porque si no se cuida bien, tiende a degradarse”.  Gianni Lavella retomó el tema de Aparecida, donde el Papa señaló que “la conversión pastoral está a mitad camino”, levantando “una hipótesis”, que “se llama clericalismo, como si el sacerdote fuera el patrón” e indicó que “el antídoto” es la cercanía de pastor a la gente. El Pontífice también explica que el amor del pueblo y sus tradiciones no es populismo.
VER TEXTO COMPLETO