PODEMOS APOYARNOS - Clero Hoy 292

CLERO HOY
Agosto 23 de 2017                          N° 292  
Las noticias eclesiales más importantes
y otras propuestas para nuestra vida y misión.

En CLERO HOY, 292

¡Hola Amigo!

  • PODEMOS APOYARNOS 
  • OREMOS por los sacerdotes jóvenes
  • AGRADECEMOS a Mons. José Francisco Ulloa.
  • Figura sacerdotal: San Alberto Hurtado, su espiritualidad.

Ayer, Hoy y Mañana

En la Iglesia Universal

  • “Ser personas más de primavera que de otoño”
  • Jornada Mundial del Migrante y Refugiado 2018: mensaje del papa Francisco
  • “El Buen Pastor nos quiere en camino juntos”, lo escribe el Papa al Sínodo metodista y valdense

En América

  • Viaje del Papa a Perú: “Unidos por la esperanza”
  • CELAM realiza Encuentro Latinoamericano de Pastoral Familiar
  • ENCUENTRO LATINOAMERICANO Y CARIBEÑO: 50 AÑOS DE LA ENCÍCLICA “POPULORUM PROGRESSIO”

Para nuestra pastoral

Para nuestra homilía dominical

  • Mateo 16, 13 - 20: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo… Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”

Intención Misionera

  • Por los artistas de nuestro tiempo
¡Hola Amigo!

PODEMOS APOYARNOS
 


Por ahí vamos, o por ahí ya pasamos. El joven sacerdote se siente fuerte para todo, ha aprendido mucho para su ministerio, sigue organizando su vida, tiene más amigos, asume responsabilidades más grandes, se le abren nuevos espacios para su ministerio. Es la edad para dar pasos importantes en la propia vida. Es la edad para la madurez.
Es, también, la edad en la que algunos dejan el estudio y la oración y cultivan otros intereses personales; o se desaniman ante los pocos frutos en su ministerio; o se les entra la rutina a causa de su activismo, y sufren un debilitamiento en sus motivaciones vocacionales; o sienten la soledad, aún en medio de mucha gente. Es la edad en la que se necesita atender, a tiempo, estas necesidades que se presentan.
Por ello, conviene salir de nuestro pequeño mundo a compartir más y mejor con los hermanos del presbiterio. Salir a compartir en los encuentros sacerdotales por edades, ir a compartir con los compañeros y amigos. Salir a compartir vivencias y experiencias y a recibir apoyos para crecer en todos los aspectos. En la juventud, necesitamos reavivar nuestra caridad pastoral, fortalecer nuestras motivaciones vocacionales, conseguir apoyos permanentes para nuestra renovación integral y continua.  
Para eso es una “pequeña comunidad sacerdotal de vida y ayuda”. En ella nos unimos compañeros y amigos sacerdotes, que estemos interesados en dar pasos juntos para progresar, que queramos apoyarnos en nuestra vida y ministerio. En ella podemos compartir con espontaneidad, libertad y fraternidad. Como en una familia, en la que somos diferentes, pero unidos de manera permanente, compartimos de corazón.
Ahí cerca tienes otros sacerdotes jóvenes. Que esta semana vayas, con Jesús, a compartir con algunos de ellos. Será una bendición para ti y para ellos. Será muy útil para apreciar los valores de cada y para que todos seamos mejores hermanos en el presbiterio. Propongámosles participar en una pequeña comunidad sacerdotal de vida y ayuda. ¡Hagámoslo

Julio
 

Nuestra Familia de Pastores

Oramos por los sacerdotes jóvenes de nuestro presbiterio y del mundo entero, para que ellos vivan bien su juventud y sean felices en su vida y ministerio.  

Agradecemos a: Mons. José Francisco Ulloa, por su estimulante mensaje.

Figura Sacerdotal: San Alberto Hurtado, su espiritualidad

Alberto Hurtado nació en Viña del Mar, Chile, el 22 de enero de 1901. Doctor en Pedagogía y Psicología. Su trabajo entre los jóvenes produjo un gran impacto. Esto motivó que lo nombraran Asesor Nacional de la juventud de la Acción Católica (1941-1944). En 1947 creó la Asociación Sindical Chilena (ASICH).  Murió santamente el 18 de agosto de 1952, de un cáncer al páncreas. El 16 de octubre de 1994 fue beatificado en Roma por el Papa Juan Pablo II. Su canonización se efectuó el 23 de octubre de 2005 por S.S. Benedicto XVI.
Los rasgos de su espiritualidad: La comunión con Dios
El Padre Alberto Hurtado fue ante todo un hombre de Dios. Toda su vida, sus actividades, sus escritos y sus luchas tienen a Dios como principio y como fin. 
Comunión con Dios en la acción: El Padre Hurtado encuentra la comunión con Dios haciéndose compañero de Jesús en su misión de instaurar el Reino. Contempla a Jesús presente y actuando en el mundo y se une a Él en sus trabajos y sus luchas. Se puede decir que Alberto Hurtado es un místico de la acción.  
Seguir a Cristo en la Iglesia: En la tarea de construir el Reino, el Padre Hurtado se sintió miembro del Cuerpo de Cristo, de la Iglesia.  A sus superiores jerárquicos los amó con sinceridad, apoyando su labor con una auténtica disponibilidad. Pasó por momentos difíciles y amargos, pero mantuvo en ellos una actitud ejemplar. Mostró con su ejemplo que el sacerdote se puede santificar mediante el servicio, cuando lo realiza en comunión con Jesucristo. Por eso fue un gran promotor de vocaciones sacerdotales. También apreció la vocación laical como camino de santidad.   
Transformar el mundo para Cristo: En todo vio el P. Hurtado la presencia sufriente de Cristo y se dispuso a luchar con todo su corazón por construir una sociedad justa. El magisterio social de la Iglesia fue su fuente de inspiración y de orientación. Los pobres llegaron a ser en su vida no solamente los destinatarios de su actividad, sino una instancia de crecimiento en la fe, porque en ellos descubrió a Cristo.  
Tomado de artículo de P. Jaime Castellón S.J, bajado el 18 de julio del 2017
VER TEXTO COMPLETO

Ayer, hoy y mañana

En la Iglesia Universal

“Ser personas más de primavera que de otoño” 

(ZENIT – Ciudad del Vaticano, 23 Abr. 2017).- El papa Francisco realizó este miércoles en el Aula Pablo VI del Vaticano, una nueva audiencia general en la que prosiguió con las catequesis sobre la esperanza cristiana. A continuación, apartes del texto.
Hemos escuchado la palabra de Dios en el libro del Apocalipsis, y dice así: ‘Yo hago nuevas todas las cosas’ (21,5). La esperanza cristiana se basa en la fe en Dios que siempre crea novedad en la vida del hombre, crea novedad en la historia y crea novedad en el cosmos. Nuestro Dios es el Dios que crea novedad, porque es el Dios de las sorpresas. Novedad y sorpresas.
Existe un Padre que llora lágrimas de infinita piedad en relación de sus hijos. Nosotros tenemos un Padre que sabe llorar, que llora con nosotros. Un Padre que nos espera para consolarnos, porque conoce nuestros sufrimientos y ha preparado para nosotros un futuro diferente. Esta es la gran visión de la esperanza cristiana, que se dilata todos los días de nuestra existencia, y nos quiere consolar.
Nosotros creemos y sabemos que la muerte y el odio no son las últimas palabras pronunciadas sobre la parábola de la existencia humana. Ser cristianos implica una nueva perspectiva: una mirada llena de esperanza… El cristiano sabe que el Reino de Dios, su Señoría de amor está creciendo como un gran campo de trigo, a pesar de que en medio esté la cizaña. Siempre existen problemas, existen las habladurías, existen las guerras, existen las enfermedades… existen los problemas. Pero el trigo crece, y al final el mal será eliminado… El futuro no nos pertenece, pero sabemos que Jesucristo es la gracia más grande de la vida: es el abrazo de Dios que nos espera al final, pero que ya, desde ahora nos acompaña y nos consuela en el camino. Él nos conduce a la gran “morada” de Dios entre los hombres (Cfr. Ap. 21,3), con tantos otros hermanos y hermanas, y llevaremos a Dios el recuerdo de los días vividos aquí abajo.
VER TEXTO COMPLETO


Jornada Mundial del Migrante y Refugiado 2018: mensaje del papa Francisco    

(ZENIT – Ciudad del Vaticano, 21 Ago. 2017).- Publicamos a continuación apartes del mensaje del santo padre Francisco con motivo de la Jornada Mundial del Migrante 2018, que se celebra el próximo 14 de enero. El Pontífice indica la obligación de no solo de acoger y proteger a los migrantes y refugiados, sino también la necesidad de promover e integrarlos en las sociedades a las que llegan. El mensaje ha sido difundido este lunes, por la Oficina de prensa de la Santa Sede. A continuación, apartes del texto completo.
Cada forastero que llama a nuestra puerta es una ocasión de encuentro con Jesucristo, que se identifica con el extranjero acogido o rechazado en cualquier época de la historia (cf. Mt 25,35.43).
A cada ser humano que se ve obligado a dejar su patria en busca de un futuro mejor, el Señor lo confía al amor maternal de la Iglesia. Esta solicitud ha de concretarse en cada etapa de la experiencia migratoria: desde la salida y a lo largo del viaje, desde la llegada hasta el regreso.
Es una gran responsabilidad que la Iglesia quiere compartir con todos los creyentes y con todos los hombres y mujeres de buena voluntad, que están llamados a responder con generosidad, diligencia, sabiduría y amplitud de miras –cada uno según sus posibilidades– a los numerosos desafíos planteados por las migraciones contemporáneas.
A este respecto, deseo reafirmar que «nuestra respuesta común se podría articular en torno a cuatro verbos: acoger, proteger, promover e integrar».
VER TEXTO COMPLETO


“El Buen Pastor nos quiere en camino juntos”, lo escribe el Papa al Sínodo metodista y valdense   

 (RV).- Se lleva a cabo desde el domingo 20 hasta el 25 de este mes en la ciudad italiana de Torre Pellice, Turín, el Sínodo anual de las Iglesias metodistas y valdenses. El Papa Francisco les ha enviado una Carta manifestando su personal cercanía y la de la Iglesia Católica. "Conservo vivos en la memoria nuestros recientes encuentros en Turín y en Roma, así como aquellos en Argentina", escribe el Santo Padre. "Estoy agradecido por los hermosos testimonios que he recibido y por los muchos rostros que no puedo olvidar. Les deseo que estos días de compartir y reflexionar, que se realizan en el 500° aniversario de la Reforma, estén animados por la alegría de colocarse delante del rostro de Cristo: su mirada, que se dirige hacia nosotros, es la fuente de nuestra paz, porque nos hace sentir hijos amados por el Padre y nos hace ver de una forma nueva a los demás, al mundo y a la historia". "La mirada de Jesús – desea el Pontífice - ilumine también nuestras relaciones, para que no sean solo formales y correctas, sino fraternas y vivaces. El Buen Pastor nos quiere en camino juntos y su mirada nos abraza ya a todos, discípulos suyos que Él desea ver plenamente unidos. Caminar hacia la unidad plena, con la mirada de esperanza que reconoce la presencia de Dios más fuerte que el mal, es muy importante", enfatiza el Papa. "Lo es especialmente hoy, en un mundo marcado por violencia y miedo, por heridas e indiferencia, donde el egoísmo de afirmarse en perjuicio de los otros opaca la simple belleza de acogerse, compartir y amar. Pero nuestro testimonio cristiano no puede ceder a la lógica del mundo: ¡ayudémonos entre nosotros a elegir y vivir la lógica de Cristo!", se augura Francisco, concluyendo su Carta pidiendo no olvidarse de rezar por él y por todos los hermanos y hermanas. 
VER TEXTO COMPLETO: ​

En América

Viaje del Papa a Perú: “Unidos por la esperanza”  

“Unidos por la esperanza” es el lema que la Conferencia episcopal Peruana ha preparado para la visita del Papa Francisco. El Papa Francisco visitará del 18 al 21 de enero de 2018 las ciudades peruanas de Puerto Maldonado, Trujillo y Lima. Según el comunicado que hizo público la Conferencia Episcopal, el itinerario de la visita papal “empezará y terminará en la capital del Perú”.
VER TEXTO COMPLETO


CELAM realiza Encuentro Latinoamericano de Pastoral Familiar   

BOGOTÁ, 19 Ago. 17 / 12:24 pm (ACI).- El Departamento de Familia, Vida y Juventud, del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), realiza del 21 al 25 de agosto un Encuentro Latinoamericano de Pastoral Familiar. El evento tendrá lugar en la Casa de Encuentros San Pedro Claver, en Bogotá (Colombia).
El objetivo es “propiciar entre los responsables de la Pastoral Familiar de las Conferencias Episcopales de Latinoamérica y El Caribe, un espacio de formación, reflexión y diálogo sobre el liderazgo y participación de la familia en la misión de la Iglesia y la gestación en una sociedad más solidaria”.
VER TEXTO COMPLETO


ENCUENTRO LATINOAMERICANO Y CARIBEÑO: 50 AÑOS DE LA ENCÍCLICA “POPULORUM PROGRESSIO” (San Salvador, 13-16 Agosto 2017) “Un nuevo humanismo para el desarrollo integral”.     

Convocados por el Departamento de Justicia y Solidaridad (DEJUSOL) del Consejo Episcopal Latinoamericano y por el Secretariado de América Latina y el Caribe de CÁRITAS (SELACC).    Desde este espacio reflexivo y de compromiso, exhortamos a los Gobiernos, a las empresas y el sector de la economía, a los políticos, a las instituciones democráticas que tienen la responsabilidad de generar políticas públicas para nuestros pueblos, a las comunidades eclesiales y a todos los discípulos y discípulas misioneras, a trabajar solidariamente por el Bien común, por un desarrollo integral y solidario; promoviendo la vida, respetando la naturaleza y nuestros ecosistemas como obra del Creador asumiendo las propuestas de la Encíclica “Laudato Si” del Papa Francisco, sabiendo que no podrá haber desarrollo sin el respeto de la creación, sin una mayor valoración de las culturas indígenas y las creencias ancestrales de nuestros pueblos; en fin, debemos trabajar para que toda persona logre “pasar de condiciones menos humanas a condiciones más humanas” (PP 20-21), siendo conscientes que sin el desarrollo de nuestros pueblos es muy difícil lograr la paz.
VER TEXTO COMPLETO

Para nuestra Pastoral

Para nuestra próxima homilía dominical

Mateo 16, 13 - 20: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo… Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia
 

La estructura del pasaje es la siguiente: (1) Una introducción narrativa: 16,13ª. (2) Un diálogo: 16,13b-19 - Jesús hace una primera pregunta (16,13b): ¿Qué dicen los otros sobre mí? - Los discípulos responden con cuatro señalamientos (16,14) - Jesús hace una segunda pregunta (16,15): ¿Qué dicen Ustedes? - Simón Pedro responde (16,16) pronunciado dos títulos de Jesús. - Jesús le dirige una bienaventuranza a Pedro (16,17) y define su nueva identidad y misión (16,18-19; notar los verbos de futuro: “edificaré”… “no prevalecerán”… “te daré”… “quedará atado”… “quedará desatado”) (3) Una conclusión narrativa: 16,20.
Simón Pedro responde: “Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo” (16,16). En esta confesión de fe, el apóstol reconoce la doble relación que caracteriza de manera inequívoca a Jesús: (1) Con relación al pueblo, Jesús es el Cristo (Mesías): Esto es, el único, el último y definitivo rey y pastor del pueblo de Israel, enviado por Dios para darle a este pueblo y a toda la humanidad la plenitud de vida (como se vio en la multiplicación de los panes y los otros milagros). (2) Con relación a Dios, Jesús es su Hijo: Esto es, vive en una relación única, singular con Dios, caracterizada por el conocimiento recíproco, la igualdad y la comunión de amor entre el Padre y entre ellos (ver Mateo 11,27). El Dios que revela Jesús es calificado como “Dios viviente”. Es decir: Jesús es el único Mesías que, profundamente ligado al poder vital mismo, al Dios viviente, está en capacidad concederle a la humanidad el bienestar verdadero, el crecimiento integral y armónico, y la plenitud de la existencia. Este don de la vida Jesús lo comunicará mediante su donación en el camino de la cruz (por eso la tensión que crea el versículo final de este pasaje: el silencio-expectativa hasta la revelación final del mesianismo y de la filiación divina de Jesús en la crucifixión).
 
Jesús le dice a Simón: “Tú eres…” Notemos: Jesús se dirige a él con nombre propio y con su patronímico (nombre del papá) para indicar: · Su plena realidad humana: “Simón”. · Su origen y su historia: “Hijo de Jonás”. Jesús le revela el don extraordinario que hizo posible esta confesión: el Padre celestial le dio este conocimiento (ver 11,27; 17,5) que no se puede alcanzar únicamente por medios humanos. Simón no sólo ha sido llamado por Jesús sino que también ha sido privilegiado por el Padre, por eso tiene todos los motivos para ser “Bienaventurado”, es decir, “¡Feliz!”. Jesús le pone un nuevo nombre. Al “Tú eres” dicho por Simón a Jesús, Jesús le responde con otro “Tú eres” y le declara su nueva identidad: “Tú eres Pedro”, es decir “Roca”. Para Simón comienza una nueva vida. Con la nueva existencia Jesús le da una nueva responsabilidad (como sucede en Gen 17,5.15; Núm. 13,16; 2 Re 24,17). Con tres imágenes Jesús describe la nueva tarea del apóstol: · La Roca: una roca sobre la que Jesús edificará su Iglesia. Por su parte Jesús le promete a la comunidad –la casa edificada sobre ella- una duración perenne y una gran solidez (ver la profecía de 2ª Samuel 7,1-17). · Las Llaves: no significan que Pedro sea nombrado portero del cielo sino el administrador que representa al dueño de la casa ante los demás y que actúa por delegación suya. · El Atar y Desatar: es una imagen que indica la autoridad de su enseñanza (ver lo contrario en Mt 16,12). Pedro debe decir qué se permite y qué no en la comunidad; él tiene la tarea de acoger o excluir de ella.  Con sus palabras a Pedro, Jesús se declara una vez más como el Señor de la Iglesia. Jesús es su pastor y nunca la abandona sino que le da una guía con autoridad. Pedro debe hacer visible este fundamento y esta piedra siendo signo de unidad y de comunión entre todos los discípulos que confiesan la misma fe.  

P. Fidel Oñoro, cjm
Centro Bíblico Pastoral para la América Latina (CEBIPAL) del CELAM
FUENTE:

PARA COMPARTIR CON NUESTRA COMUNIDAD

  • Dios gobierna a su pueblo y, para ello, escoge y envía a un rey con poder, que le ayude a cumplir sus planes (Ver I lectura: Is 22, 19 -23).
  • Dios es el origen, guía y meta del universo. Él es el que nos participa de su vida y sabiduría, es nuestro rey (Ver II lectura: Rom 11, 33 - 36).
  • Jesús hace una confrontación de la fe de los discípulos con la de los demás. Pedro, con la ayuda de Dios, lo reconoce como el Cristo, el Hijo de Dios, reconoce su mesianidad y su filiación divina. Jesús, gratuitamente, le encomienda a Pedro, la misión de ser piedra sobre la que Jesús construye su Iglesia (Ver III lectura: Mt 16, 13 – 20).
  • En esta Eucaristía, Jesús se acerca a nosotros para ayudarnos a que lo conozcamos más. Lo amemos mejor y lo sirvamos con todas las fuerzas. Eso hace con el Papa, sucesor de Pedro y con cada uno de nosotros, sus discípulos.

Intención Misionera