Compartamos

Un espacio de encuentro fraterno entre ministros ordenados para compartir reflexión, fraternidad y servicio.

Ser “discípulos misioneros” es la opción vital y pastoral de la Iglesia hoy en América Latina, conforme a la V Conferencia general del Episcopado Latinoamericano (Aparecida). Para los Obispos, Presbíteros y Diáconos, se traduce en ser “discípulos  pastores”, que vivimos y construimos comunidades de discípulos misioneros, con un itinerario formativo como el de los Apóstoles con Jesús. Es un compromiso de vida y de fidelidad a Dios y a nuestras comunidades: también nosotros necesitamos hacernos discípulos cada día para ser misioneros; y necesitamos hacernos más misioneros para madurar como discípulos en el seguimiento del Señor. Con ello tendremos la vida nueva de Jesucristo y podremos comunicarla y animarla en nuestras comunidades, para salvación del mundo.