QUE LES SIRVA

sembradorEs en lo primero que pensamos: que a los fieles les aproveche lo que les predico, lo que vivo, lo que les comparto, lo que hago por ellos. Que les sirva la Palabra que les explico, los sacramentos, mi oración, la vida que comparto con ellos, los servicios y la caridad fraterna.

Alguno se quejaba: llevo años diciéndoles lo mismo y no aprenden. Para que les sirva a ellos, tenemos que hacer como el sembrador: preparar la tierra, sembrar bien la semilla, alimentarla, cuidarla, acompañarla, para que dé mucho y buen fruto (Cf. Mt 13, 3 - 23). Son las mismas etapas del proceso evangelizador: Comenzar con el testimonio de vida; sembrar la Palabra, el amor de Dios, la vida de Dios con sacramentos; acompañar al hermano en la conversión y en el crecimiento en la fe; ayudar a que se den los frutos en la vivencia de comunión y ayuda fraternas; ayudar a que los hermanos encarnen el Evangelio en sus relaciones con los demás, en su trabajo y en la comunidad; apoyar a cada uno en su compromiso misionero para que ayuden a otros a hacer el mismo proceso evangelizador (Cf Hechos 2, 42; Evangelii Nuntiandi, 15, 22, 23, 24 ).

Por ejemplo, con la Eucaristía habré de prepararme bien, prepararla bien, celebrarla bien, aprovecharla yo mismo para salir a vivirla todo el día y ayudar a los hermanos a vivirla personal y comunitariamente en su propio ambiente. Habrá sido una Eucaristía bien celebrada y participada en la medida en que cada uno haya logrado tener un buen encuentro personal con Jesús, haya participado en su sacrificio, haya mejorado en su comunión con los hermanos y haya asumido la misión que Dios le ha encomendado en ella. Después de la celebración, los demás frutos habrán de crecer en la vida personal y comunitaria.

Es claro, entonces, que no es suficiente decir, dar, sembrar. Tengo que hacer los demás pasos. Es necesario hacer el proceso evangelizador completo para conseguir que mi servicio pastoral tenga frutos en las personas y en la comunidad, ¿Verdad?. Compartamos con otros hermanos sacerdotes sobre cómo hacer todos los pasos del proceso evangelizador para conseguir mayores y mejores frutos con nuestros servicios pastorales.

Julio